Ofendidos y libertad de expresión

Es normal que al manifestar cualquier opinión pueda haber gente que se ofenda. Los ofendidos también tienen libertad de expresión. Sin embargo, estaría bien recordar algunas cosas.

Hay opiniones incendiarias

A veces, opinar es bastante difícil si quieres hacerlo bien. Tener que elaborar una opinión con rigor que sea clara y se ajuste a lo que realmente queremos decir, no es fácil. Primero, porque da igual lo que digas, siempre habrá quien entienda otra cosa distinta. Y segundo, porque el lenguaje nos limita bastante si no lo usamos adecuadamente.

«La libertad de expresión es decir lo que la gente no quiere oír». George Orwell

Ofender, según la RAE, “es humillar o herir el amor propio o la dignidad de alguien, o ponerlo en evidencia con palabras y hechos”. Así que deben entender que esto se puede hacer de forma justificada, por defender una verdad, o injustificada, defendiendo una mentira, tengamos o no la intención de hacer daño.

En una democracia donde se practica la igualdad de los derechos individuales de todos, todo el mundo puede opinar y expresarse. A eso se le llama libertad de expresión. Sin embargo, hay gente que les molesta y no quieren que otros puedan expresarse u opinar. Quieren impedir la libertad de expresión y eso no es democrático.

«Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada». José Luis Sampedro

Yo defiendo la democracia, es lo que hay, y la libertad de expresión. Por ese motivo no veo mal que la gente piense, apoye o vote lo que le venga en gana. Lo que no entiendo es como hay gente que dice defender lo mismo que yo y luego no permiten que otros puedan manifestar su ideología dentro de los valores democráticos. Oye que va a hacer un mitin, charla o debate, allí van a reventarlo, a hacer el paripé.

Si no te gusta la sopa no la comas, pero no impidas comer al que le guste.

Yo me paro a pensar que hay gente muy visceral, que se deja arrastrar por las emociones. Y, personalmente, me parece muy poco inteligente. Deberíamos ser más racionales si además tenemos que seguir las normas del juego, que son de todos.

«La libertad de opinión y expresión, que es sagrada, sólo puede existir en el contexto y el caldo de cultivo del decoro, la buena educación, el buen gusto y el respeto a la dignidad de las personas». Fernando Sánchez Dragó

No deberíamos echar leña al fuego ni buscar la violencia como medio de expresión. Pero la realidad es que no se puede evitar eso si no se tiene educación. Lo llevo viendo desde que soy muy chico, somos muy borregos. Nos dejamos llevar por las emociones y luego vienen las consecuencias. Quien tiene buena educación lo demuestra.

Si se incumple la ley, la ley actúa.

A mi me preocupa la violencia, el totalitarismo, las ideas absurdas, los fanatismos, la sin razón y el desvarío. Porque puede arrastrar tras de si a una jauría humana y muchas personas se comportan como los animales que son.

«Si no creemos en la libertad de expresión de aquellos que despreciamos, no creemos en ella en absoluto». Noam Chomsky

Todos podemos equivocarnos, pero no debemos ir en contra de los derechos individuales de las personas. En mis valores, no dejaré que quien no opine igual que yo no pueda sentirse libre de expresarse.

About @Gfroca

Bienvenido a mi blog de opinión. Si escribo es para reflexionar, pararme un momento y dejar algo por escrito. Las opiniones ayudan a mejorar nuestra percepción de la realidad. Si quieres opinar, deja un comentario.
View all posts by @Gfroca →